¿Viaje de bienestar? ¿A Perú? Definitivamente sí

Terra Explorer
noviembre 8, 2021

Hace quince o veinte años, la palabra wellness no estaba en el léxico de la mayoría de la gente. Hoy en día, se ha convertido en algo omnipresente, imposible de no utilizar, ya que simplemente significa «cuidar de uno mismo», sea lo que sea que eso suponga para ti. El ejercicio, el mindfulness (otra palabra “nueva”), la nutrición, la espiritualidad, el seguimiento del sueño y la relajación son todas diferentes ramas del mismo árbol.

El problema es que nuestras vidas van de un lado a otro por culpa de una carga de trabajo imposiblemente exigente, interminables llamadas de zoom y la agonía de Twitter —esta última, noticias de una pandemia aparentemente eterna con la que, para ser justos, podemos asentir colectivamente al decir que estamos hartos—. Todos anhelamos una escapada: un viaje relajado para contrarrestar la frenética rutina que hemos impuesto a nuestros cuerpos y mentes (y almas).

En Terra Explorer, nos hemos encargado de preparar una serie de destinos de bienestar para calmar la ansiedad de todos. Pero antes de que vayas a escarbar en nuestra web, vamos a responder a algunas preguntas no tan obvias acerca de los viajes de bienestar.

¿Qué son los viajes wellness?

En pocas palabras: el turismo wellness es un tipo de viaje que persigue el bienestar. Lo que implica depende de ti (somos partidarios de los itinerarios a medida, aunque hacemos excelentes sugerencias). Además de los esperados masajes y los tranquilos picnics, consideramos una alimentación sana a base de superalimentos andinos, sesiones de yoga con vistas al espléndido Valle Sagrado de los Incas, rituales ancestrales que nos enseñan gratitud, glamping que no supone complicaciones y el contacto con comunidades remotas cuya población aprecia una forma de vida más lenta y amable (algo de lo que deberíamos aprender).

Te puede interesar: ¿Por qué visitar el Valle Sagrado de los Incas?

¿Por qué Perú?

Se habla mucho de Machu Picchu, y con todo el derecho del mundo. Pero además de la pintoresca ciudadela, Perú alberga un montón de paisajes paradisíacos escondidos en el Valle Sagrado, a cuarenta y cinco minutos de Cusco. Allí, el propio terreno remoto parece ser de otro mundo, etéreo y místico. No es de extrañar, pues, que durante siglos los pueblos que habitan la zona hayan venerado los elementos naturales como si fueran dioses.

Perú es una cosa rara: un país en el que tanto los paisajes históricos como las gentes que los habitan (¿turismo comunitario, alguien?) crean una atmósfera curativa para aliviar a los que resuelven visitarlo. 

¿Qué cubrimos?

terra explorer turismo comunitario

1. Nutrición sabrosa pero saludable

A menudo se describe a este país como el epicentro gastronómico de América Latina. La cocina peruana está empapada de costumbres culinarias japonesas, italianas, chinas, españolas, africanas e indígenas. Esta mezcla ecléctica construida sobre ingredientes locales da lugar a un conjunto único de sabores. Y así, aunque sabemos que mimar el paladar es también una forma muy válida de autocuidado, el objetivo de nuestra comida para estas vacaciones de bienestar es crear el equilibrio perfecto entre lo saludable y lo sabroso. 

Te puede interesar: Tour gastronómico en Perú

Uno de los muchos manjares que complacen al público: el ceviche, el más peruano de todos los platos, lleva pescado crudo empapado en jugos cítricos y especias, acompañado de trozos de maíz, cebollas y batatas. Nada frito. Nada procesado. Nada más que pura delicia. 

2. Sesiones de mindfulness con vistas a un paisaje idílico

Entre los cientos —si no miles— de infames recomendaciones de Goop hay una cosa sensata popularizada por el sitio: la meditación. Headspace se ha apoderado del teléfono de todo el mundo —bueno, está bien, de todos los que se preocupan por la salud mental, al menos— y, aunque sin duda es una herramienta que hace maravillas para los agitados urbanitas, nada puede compararse con una sesión de yoga y meditación a orillas del lago Huaypo en el Valle Sagrado. 

Montañas nevadas a lo lejos, colinas cubiertas de vegetación y campos plumosos que rodean el lago hacen de este el lugar perfecto para reavivar nuestra relación con una psique sana.

3. La espiritualidad según los antiguos chamanes

La espiritualidad no es para todos. Reformulemos, la espiritualidad no es lo mismo para todos. Para algunos significa ponerse un traje recién planchado y dirigirse a la iglesia los domingos para cantar junto a un coro alegre, para otros significa —¡Dios no lo quiera!— comer hongos. Lo que sea que lleve al caballo al agua, ¿no? Pues sí. 

De civilización en civilización, el camino hacia el crecimiento espiritual siempre ha estado ahí; no es siempre el mismo camino, pero es innegable que hay un camino. También hay una cosa que podemos decir con seguridad que es universal: la necesidad compartida de expresar gratitud por lo que se ha recibido. La gratitud tiene algo que expande la mente. Se podría decir que nuestras almas están programadas para manifestarla. Es naturaleza humana. Ahora bien, cuando uno se pierde en la conmoción del trabajo de nueve a cinco, es difícil incluso sentirlo.

Por suerte para nosotros, las civilizaciones andinas han conseguido enhebrar una aguja imposible: incorporar la gratitud a su vida cotidiana. Durante siglos y hasta hoy, han forjado una profunda relación con la Madre Tierra; al fin y al cabo, ella es la máxima proveedora, ¿no es así? Los chamanes indígenas se convierten en guías espirituales para nosotros, los transeúntes, en un ritual que llaman «Pago a la Tierra».

4. Relajación y mimos

¿Relajación al viajar con nosotros? No hace falta decirlo. Aun así, nos aseguramos de que este viaje de bienestar no sólo sea fácil, sino que esté especialmente lleno de experiencias doradas. Convertimos la acampada en glamping. Llevamos los masajes fuera del spa y hacia paisajes casi demasiado hermosos. Montamos increíbles picnics con vistas al panorama andino. Los mimos son nuestra especialidad.

Si estás buscando una aventura de lujo en Perú con el bienestar en la mente. No busques más. Somos los indicados para hacerlo. En Terra Explorer fomentamos las vacaciones a medida, así que entra en nuestra web, empieza a explorar y fijemos una fecha.


Noticias Relacionadas

Post anterior

¿La mejor manera de disfrutar el Valle Sagrado? Desde un kayak

Siguiente Post

Los 3 mejores lugares para hacer rafting en Perú

error: Content is protected !!